¿Qué quiere decir CHAUVINISTA?

¡Hola amigos de “El Mentor Lingüístico”!

Hoy comparto con ustedes información relevante que explica el contexto de uso del término CHAUVINISTA muy usado hoy en día en la crítica a las actitudes ultranacionalista en el mundo.

Decir CHAUVINISMO -o CHOVINISMO, como también se suele decir- es utilizar un EPÓNIMO.

Con el nombre de EPÓNIMO se conoce al nombre de una PERSONA o un LUGAR que da nombre a otro PUEBLO o LUGAR, así como a un CONCEPTOOBJETO de cualquier clase. Los EPÓNIMOS son palabras provenientes de un NOMBRE tal como DRACONIANO que proviene de DRACÓN y MALINCHISMO de MALINCHE, los cuales han sido analizados en este blog previamente.

La palabra CHAUVINISTA  -de difícil uso por tratarse de un término culto- es entendida en el contexto de un término más coloquial: PATRIOTERO. Así, podemos fácilmente deducir su significado. Cabe mencionar que el término engloba en el inglés de los E.U. una connotación DIFERENTE que lo identifica en términos de la SUPERIORIDAD MASCULINA: aclararé ese otro significado más adelante.

Se le denomina CHAUVINISTA de acuerdo con el DRAE a la “[…] Exhaltación desmesurada de lo nacional frente a lo extranjero”.

untitled

ANTECEDENTES HISTORICOS

La palabrita CHAUVINISTA (CHAUVINISME) es de origen francés y es una adaptación del apellido del patriota NICOLÁS CHAUVIN (1780-18??), personaje pseudo-histórico condecorado en las guerras napoleónicas.

Se dice que NICOLÁS CHAUVIN se alistó a los 18 años y resultó herido 17 veces en servicio a su nación, por lo que quedó gravemente desfigurado y mutilado. Su lealtad y dedicación le valieron el reconocimiento de NAPOLEÓN BONAPARTE. Por ello, se le otorgó el Sable del Honor y una pequeña  pensión de 200 francos.

imagesJ15BPPCR

Se dice de él que tendía a ser exhibicionista y poco modesto. Precisamente, ese carácter tan “especial” lo hizo popular pero en modo NEGATIVO ya que después de las guerras napoleónicas ese ORGULLO NACIONALISTA  ACTITUD PATRIOTERA en lugar de evocar RESPETO provocaba BURLA y RIDÍCULO. Se le llegó a identificar en obras  de comedia como el personaje PATRIOTERO, muy de moda en la obra “La Cocarde Tricolore” (La Escarapela Tricolor) de 1831 escrita por los escritores franceses los hermanos COGNIARD.

imagesTEOUTDWQ

En honor a semejante personaje, se le dice CHAUVINISTA a la persona cree que su país, región o raza, lo que produce o lo que viene de ahí, pertenece a lo mejor en cualquier aspecto. Es decir, la representación de maneras y patriotismo que rayan en lo fanático. Lo contrario, es decir su antónimo, sería el tan mexicano término, MALINCHISMO.

¿Sirve de algo ser CHAUVINISTA?

En la nueva realidad nacional, la defensa de lo propio frente a lo extranjero genera conflictos muy graves: la falsa creencia de que sólo lo hecho y practicado en cierto lugar es lo mejor resulta francamente ridícula. Por lo regular, esta discusión se lleva a extremos realmente agresivos que desembocan en actitudes XENÓFOBAS –de XENOFOBIA, el odio al extranjero- y RACISTASRACISMO: considerar la propia raza como superior a cualquier otra. Ambas manifestaciones han visto reacciones muy crueles en Europa, ASIA (Timón Oriental) y ciertas regiones de México, donde los fuereños y sus costumbres, no son aceptadas por el resto de la comunidad. La intolerancia hacia los distintos credos y la idea de superioridad desemboca en conflictos internos e intolerancia oficial hacia lo que es distinto y no por ello, necesariamente, superior. El extranjero tiene la culpa de todos nuestros males, nosotros somos sus pasivas víctimas. En el pensar del CHAUVINISTA hay que ser “verdaderos dueños de nuestra nación para que de esa manera todo lo nacional prevalezca frente a los extranjeros y sus intereses que lo único que quieren es despojarnos de nuestra riqueza y despojarnos de nuestras costumbres”.

¿Es lo mismo ser PATRIOTA que CHAUVINISTA? ¿Qué diferencias existen? ¿Ser PATRIOTERO es ser CHAUVINISTA?

Y  ¿NACIONALISTA? El DRAE lo define como “partidario del nacionalismo”. NACIONALISMO, “apego de los naturales de una nación a ella y a todo lo que le pertenece”.

Resulta que (ser)PATRIOTERO es diferente a (ser) PATRIOTA. Ser PATRIOTA implica apoyar al propio país, es decir, quererlo. El PATRIOTISMO -“el amor a la patria (DRAE)”- puede ser manifestado de muy diversas maneras: trabajando y contribuyendo con tu trabajo a la economía nacional; no discriminando a tus compatriotas;  limpiando lo que ensucias tal y como lo harías en tu casa; cumpliendo con tus obligaciones como ciudadano; etc.

Sin embargo, volverse loco por la anotación del Seleccionado Nacional (con el perdón de los hinchas del fútbol) es ser PATRIOTERO y hasta CHAUVINISTA, ya que esa conducta es toda una manifestación de alarde patriótico, falsamente fundado: su triunfo es tan efímero; mas bien responde al dicho romano PANEM ET CIRCENSES (Al pueblo pan y circo). Algunos estudiosos denominan al CHAUVINISMO como un sistema cuya manifestación neurótica es un COMPLEJO DE INFERIORIDAD demostrado por un SENTIMIENTO de GRANDEZA. Aunque ustedes no lo crean, sentirse superior es ser inferior.

images

En mi país -tan azotado por las crisis de los últimos 40 años- existe un sentimiento que comúnmente se relaciona con una NECESIDAD DE LOGRO. Éste ha trastornado a la sociedad, de manera que el Gobierno Mexicano recurre -como popularmente se dice- a “hacer caravana con sombrero ajeno” y valiéndose de los logros del trabajo personal de algunos compatriotas –artistas, científicos y deportistas-, afirma muy ufano que son un producto conjunto del esfuerzo nacional y no del esfuerzo personal: V. gr. los casos del cineasta ALFONSO CUARÓN –ganador del premio Oscar al Mejor Director en la Sexagésima Cuarta Entrega de 2014-

imagesI0K6VLU8

y del DR MARIO MOLINA HENRIQUEZ–Premio Nobel de Química 1995-

250px-Mario_Molina_1c389_8387

ambos, coincidentemente egresados de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México). Los dos personajes, han sido elevados a la categoría de HÉROES NACIONALES pese a que sus carreras no fueron llevadas en su TOTALIDAD en territorio nacional sino en el extranjero. Si hubieran trabajado en México, desgraciadamente,  casi puedo asegurar que no se les hubieran asignado los recursos y los apoyos necesarios para su manifiesto triunfo. Triste realidad fuera de todo contexto CHAUVINISTA.

JINGOÍSMO y su relación con el MACHISMO

“Se denomina JINGOÍSMO al nacionalismo exaltado partidario de la expansión violenta sobre otras naciones. Se trata de una forma de imperialismo, en la forma de patriotismo extremo que justifica una política exterior agresiva.”

El término JINGOISMO fue acuñado por el radical George Holyoake. “Hoy en día el término jingoísmo se utiliza en sentido negativo para aludir a las manifestaciones de orgullo nacional exagerado, y a la pretensión de superioridad, en particular en el ámbito anglosajón”

Ver enlace: (http://es.wikipedia.org/wiki/Jingoismo)

El CHAUVINISMO, en los últimos tiempos, ha adoptado un significado parecido al de JINGOÍSMO en el sentido que representa el dominio del hombre sajón sobre otras clases sociales y en cierta forma como una justificación a las ideologías RACISTAS, CLASISTAS, SEXISTAS e IMPERIALISTAS.

imagesLSUR5KW1

Cabe mencionar, que con esta connotación de CHAUVINISMO –como un sistema opresor- se identificaron en los Estados Unidos las dirigentes de los movimientos de liberación de la mujer –Women´s Lib- de los años 70. El término fue ACUÑADO como término de desprecio para el hombre que consideraba a la mujer como un ser inferior: MALE CHAUVINIST (PIG)CERDO CHAUVINISTA:  literalmente. Este ANGLICISMO no tiene mucha aplicación PRÁCTICA en ESPAÑOL (excepto cuando llegamos a escucharlo en programas de televisión con pésima traducción);  en ESPAÑOL contamos con los términos MACHISMO y MACHO para referirnos al tipo de ideología sexista y al hombre que la practica.

womenliberation

Y ustedes… ¿qué opinan?

El Mentor Lingüístico

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Comentarios

  • Carlos Alfredo Jones  On 19 marzo, 2015 at 8:02 pm

    Ante todo muy bueno el espacio de El Mentor Lingüístico. Justamente estaba desarrollando un pensamiento, sobre la necesidad de tener dioses argentinos. Algo me hace ruido en la sangre desde hace mucho, y no se si podre decir con claridad lo que es.
    Se trata del “ser” “nacional”. Y acá ya al mencionar la palabra “nacional” ya la cosa se traba.
    Hay un desbordamiento pasional, como una especie de fanatismo megalomaniaco en nuestra sangre. Necesitamos del mito argentino y llenar el templo de nuestro Olimpo ( lastima que así se llamo un desgraciado lugar de exterminio ). La humanidad toda posee seres increíbles, que lo son para nosotros el resto de los humanos, pero no se si para el resto de las especies.
    Si hasta el planeta todo, en su cuerpo nos cimbronea para ver si despertamos de una vez por todas, en esta ilusoria actitud de manía de superioridad.
    Yo no necesito que una calle se llame Gardel, San Martín o Spinetta. Me alcanza con saber que existieron, y siguen vibrando sus huellas.
    Nos enredamos en elucubraciones filosóficas, en mantener una pobre autoestima dependiente.
    Hoy nací. Hoy jugué como niño. Hoy fui joven y me enamore. Hoy crecí y me decepcione. Hoy soy adulto y añoro. Hoy soy esto y¡ no se que hacer!
    Se termina el show y cada uno es un montón de sangre que no tiene brújula, aunque haya momentos que logramos llenar el vacío y de golpe nos quedamos estupefactos ante la ilusión.
    Soy uno mas, uno mas entre nosotros y me hace ruido en la sangre esta decepcionante realidad. Decepcionante por caer siempre en la trampa, aun sabiendo ( o sintiendo que lo se ) al mirar el cielo estrellado, tan lleno de movimiento y tan quieto para nuestra fugaz mirada.
    Mencione a la humanidad, porque soy parte de ella, pero comencé por casa. Por esta manera de ser, tan llena de vanidades con ropa de humildades.
    Muchos se han bajado del tren. Han desviado el rumbo de su vida, hacia regazos protectores que ofrece la Madre Tierra. Tal vez reconociendo y adoptando en su lengua algún nombre originario, que por lo general, tiene mas sentido y afinidad de identificación con la naturaleza. Nombres que no pretendieron endiosar a nadie, sino agradecer la permanencia en el lugar; aunque la naturaleza aun así cambie.
    Tenemos todas las de ganar, el de ser realmente ocupantes de su lugar, respetando el lugar que ocupa cada uno, no de poseer.
    Se trata de Respetar el espacio de cada uno, sin alterar el lugar que ocupa cada uno.
    RESPETO, tal como sembrara con su decir Anastasio Quiroga. Es lo que hace falta: RESPETO.
    Desde el fondo de nuestro inconsciente surgen pulsiones que nos zamarrean, algo que hace ruido en la sangre.
    Todos los que estamos, deberíamos replantear nuestro orgullo, ese que nos lleva a endiosar a nuestros antecesores.
    Tal vez nos cueste reconocer que somos el resultado de milenios con sus siglos de crueldades, de posesión territorial, de sometimientos, esclavitud y violaciones. Aunque nos duela y avergüence reconocerlo, culturalmente hacemos divisiones desde una óptica social distante, que insiste en dividirse, culpando a unos u otros y encumbrando a unos y olvidando a otros.
    Y así la ilusión es ceguera eterna. Hoy veo salir el Sol desde mi ventana, hoy estoy a tiempo de tomar consciencia, un poco mas.
    Mi orgullo que se reserve de opinar. Mi atención que este puesta a la par de la mirada de un pájaro,de un gato, de un perro.
    No necesito dejar de ser humano, necesito ser mas humano, uno mas, entre el resto de lo existente, pero sin controlar nada.
    La violencia es el resultado acumulado durante siglos en la sangre de la humanidad. Todos los estados de emoción violenta son irracionales, y necesitan solo de una fracción de segundo para encenderse.
    No se trata de las vivencias y circunstancias de nuestra corta vida, por mas intenso y desfavorable que haya sido nuestro entorno social, se trata de una herencia milenaria de supervivencias y canalladas.
    Esto es lo que sostiene este chauvinismo.

    Carlos Alfredo Jones (artista plástico)

  • supermexxico  On 31 enero, 2017 at 4:47 pm

    ¡Qué buena nota!
    Con excepción de anotar “… Mejor director en la 64ava entrega …”, lo correcto es 64, sexagésima cuarta y no sesenta y cuatrava; todo esta magnífico. Magnifica lectura.

  • Maria elena rojas perea  On 20 marzo, 2017 at 3:04 pm

    HAN PASADO DOS AÑOS, Y AUQ UN POCO TARDÍO LE QUIERO DECIR Q VOY A GUARDARLO Y LEERLO TODAS LAS VECES Q SEAN NECESEARIAS. ME ENCANTO. SÓLO UN ARTISTA SE PUEDE EXPRESAR CON EL ALMA. MUCHAS GRACIAS.

  • El Mentor lingüístico  On 15 julio, 2017 at 5:29 am

    Gracias por la referencia Observador Ciudadano. Un gran honor ayudar a tus lectores. El Mentor Lingüístico

Trackbacks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: